miércoles, 4 de junio de 2008

Yo, director

Ayer, Martes 3 de Junio a las 20:00 horas, se hizo patente mi estreno definitivo como director en nuestro pequeño gran mundo. Me ha gustado dirigir, pero sólo dirigiría pequeñas historias como la que he filmado (y escrito), no voy a traicionar mis ideales y no me voy a pasar al otro lado, me considero guionista y soy guionista. Nada más.

La mañana empezó con nuestro inminente estreno (o premiere como dijo el tipo del auditorio) anunciado en las primeras páginas de cultura de los periódicos locales y autonómicos extremeños (Hoy, Región Digital...). Con mi nombre y el de mi codirector hacia el final de la columna, acompañados por el título de nuestra obra. Para ser sincero, no está mal esto de ver cosas tuyas en un periódico "reconocido", y sin ninguna errata.

Personalmente estoy muy sorprendido por cómo han ido las cosas, sorprendido para bien, porque es realmente increíble que hayamos conseguido tener listo el corto para la citada proyección. Nos hemos pasado casi un mes entero en la sala de montaje, currando a tope, día a día, semana a semana, nos hemos enfrentado a un rodaje de lo más estrafalario, con un plan de rodaje que se hacía añicos y no precisamente por estar mal planificado, sino por sucesos ajenos y problemas técnicos que se repetían una y otra vez, unos problemas que hicieron que nuestra obra fuera denominada como maldita incluso antes de haber salido a la luz. Al final, hemos conseguido solventar todo esto en un tiempo record, trabajando a contrarreloj, y por supuesto, estoy contentísimo. Todavía nos quedan algunos detalles que corregir, pero ya podemos decir que lo hemos hecho, y ése es el objetivo principal: terminar. Por encima de si la obra será buena o mala, lo primero es terminar, tener una película presentable, y lo hemos logrado.
Hubo problemas con el guión, hubo problemas en el rodaje, y ha habido problemas en el montaje (menores), pero la película se presentó con éxito:

Como siempre, llegué justo de tiempo, a las ocho en punto clavadas, pero fui de los primeros. Nada más llegar, el tipo al que nombré antes, me entrega un flyer con el título de la obra y mi nombre inscrito en él, obviamente él no sabía que yo era esa persona hasta más tarde. El codirector y yo vamos dando la bienvenida a todos los asistentes e invitados: amigos, actores (su magnífico trabajo es impagable), productores, equipo técnico, colaboradores... que llegaban un poco más retrasados porque se estaban tomando algo en el bar de enfrente. Tomamos asiento, en teoría no los tenemos reservados, pero suponemos que los mejores son para nosotros. Las luces se apagan y la gran pantalla se extiende ante nosotros. Es todo un placer poder ver tus trabajos en una pantalla de esas magnitudes y con un sonido tan solvente, el aforo del auditorio era un poco limitado, para unas 60-70 personas, pero por lo demás, casi como un cine. El encargado de aquello hasta bromeaba diciendo que todavía no éramos lo suficientemente conocidos como para merecernos más... Para mí, era más que suficiente.

En primer lugar se proyectan otros trabajos en los que yo también colaboré de una manera más o menos activa, pero al final de la velada, llegaba el nuestro, el único que se estrenaba esa noche. Nada de nervios, soy una persona bastante tranquila, aunque cuando me calientan... Pero aunque ya había visto el resultado final, hubo momentos en los que me recorría por dentro una sensación de que todo estaba saliendo mejor de lo previsto, eso se consiguió con las risas de la gente que asistía, aunque a veces no sabían muy bien cómo reaccionar, y eso es lo que busco, que la gente no sepa si reír o no, como si estuvieran leyendo La Celestina (Tragicomedia de Calisto y Melibea) o como una película de Wes Anderson con tintes de Álex de la Iglesia, y sobre todo, esas sensaciones se confirmaron en el momento en el que el dvd se detuvo un instante dando un pequeño tirón en la imagen y todo el mundo marmulló un ooooohh con cierta irritación, lo que me demostró que había interés en la gente por seguir viendo lo que pasaba.

Al final hubo aplausos, y como en todos los grandes estrenos, también hubo coloquio, casi como una rueda de prensa en la que los asistentes me lanzaban preguntas a mí y a mi compañero. La mayoría estaban muy entusiasmados por la efectividad de los efectos especiales, que la verdad que son magníficos y necesarios, hechos a la medida de la historia, sin abusar. Y bien agradecido que le estoy al técnico por ello. Y cómo no, me hicieron explicar qué demonios significaba cierto elemento dramático que desde el comienzo me empeñé en utilizar. Todavía no diré de qué se trata, pero todos se quedaban con la curiosidad de saber más, y eso me encantó, me encantó que se quedaran con esa duda y me encantó que me preguntaran por ello. Y al parecer, también les gustó cómo habíamos introducido la música (no es para menos, tenemos a un músico de primera), y aunque los temas introducidos no me acababan de convencer, las dudas se fueron rápido.

Ahora tenemos que recuperar la inversión y vamos totalmente al ataque, dispuestos a arrasar en los festivales. Ya veremos a ver qué pasa. En breve subiré fotos del rodaje y un making off que nos han hecho y que van a incluir en un dvd cuyo diseño y cartel para su carátula se está ultimando, esperemos que se distribuyan bien. Ya veremos hasta dónde llegamos con nuestro corto. Y claro, por razones obvias, no lo puedo poner por aquí de momento, aunque me muero de ganas por hacerlo.

Ahora, si me permitís, en breve van a dar comienzo las ferias de la Ciudad sin Nombre, y para allá que voy. No estaré muy disponible durante la semana, más bien estaré entre cañas frescas al sol, haciendo el bestia, de gambiteo, poniendo las Converse negras por las calles y bares de copas. Y qué coño, me lo merezco.

4 comentarios:

Itziar dijo...

Qué grand director novel! jajajaja. Yo la verdad es que lo único que había mío en el corto que rodamos para la uni era el sonido y las ideas para la música...pero en fin. Enhorabuena por el estreno y mucha suerte con el recorrido del corto...y al menos ponos el título pronto, no vaya a ser que lo veamos y no sepamos que es el tuyo!
besos

Scry dijo...

joeeeeeeeeee
yo quería verloooo!!
¿no hay nada más que quieras subir a youtube o donde sea?
al final acabarás de director y de guionista... se ve venir!! :P

con respecto a la película de Más extraño que la ficción, ¡¡¡diosss qué injusticiaaaa!!! Ésa tenía que haber sido MI idea. Es la típica cosa que se me ocurre a mí, darle la vuelta a la tortilla y enfocarlo desde otro punto de vista. Uhm... seguro que viajaron en el tiempo, vieron cómo lo escribía, y me lo arrebataron para poder rodarlo hace un par de años... bueno, igual no fue exactamente así, pero seguro que se parece mucho a cómo sucedió realmente.
¡un besote pequeño director!

Víctor M. dijo...

Verlo lo vas a ver, la cuestión es cuándo, pero es que no lo sé.
Conque acabaré de director y guionista, eh? Eso, tú pícame, jajaja. No, no creo, siempre me ha gustado más permanecer en segundo plano.
¿Que si quiero subir algo a donde sea? A lo mejor cuando tenga algo presentable, de momento ya he dicho que subiré fotos y posiblemente un making off que por cierto, todavía ni he visto. Pero ahora tocan jarras de cerveza y rebujitos... que ya se acerca la hora de las cañas!!!

No te preocupes, te creo y sé que te robaron la idea, porque a mí también me ha pasado (algo similar a lo de la máquina del tiempo), pero seguro que encuentras el modo de hallar un 'Más extraño que la ficción, todavía'. Aún quedan muchas historias que contar.
Otro besote a ti también.

Sun-T dijo...

Siempre hay historias que contar y estoy seguro de que Victor nos sorprendera a mas de uno. Yo, que te sigo desde hace algun tiempo, tambien tengo ganas de ver ese corto que tantas penurias te ha hecho pasar. A veces me incomoda tu modestia, pero se que no es falsa en absoluto; no obstante, espero que tu carrera siga por esos cauces y poder presumir algun dia de haberte conocido "metaforicamente" en tus comienzos. Suerte con la andadura de tu corto, presentalo en todos los festivales que sea posible (Gijon, el Festivalito de la Palma, etc) que ya llegara el momento de verlo y disfrutarlo (me temo que acabara en el emule antes de lo que te imaginas) Ahhhh ya me he visto el primer episodio de los hermanos Donnelly y.....tenias razon. Desempolve un viejo cuento que tenia escrito con un tema parecido y que iba sobre los jovenes lumpen de mi barrio: bancos de parque y pipas, camellos de poca monta, negocios sucios........entonces me di cuenta de cuanto me queda por aprender de Paul Haggis. Gracias por tu recomendacion