miércoles, 21 de enero de 2009

Un mensaje en la madrugada

El pasado domingo regresaba cansado y con ganas de coger la cama tras uno de mis deambuleos en coche hacia paisajes verdes y lagos que se extienden cerca de las nubes, buscando tranquilidad, y en parte, aclaramiento de ideas. Fue un día de niebla densa y lluvia a veces intensa que no dejaba de crepitar sobre mi vehículo. Me gusta salir por ahí a conocer nuevas carreteras, y de paso, así evitar que la grúa se lleve mi coche por posible abandono. Tras leerme el guión de la película 'Frozen River' y escuchar un rato la radio, me acosté sobre la 1 de la madrugada.

Unas tres horas más tarde, el sonido de mi teléfono móvil me despertó, aunque no le presté demasiada atención y decidí seguir durmiendo hasta que me entró algo de sed. Al regresar de la cocina recordé que el teléfono había sonado y miré para ver qué era eso tan importante que se tenía que comunicar a esas horas. Resultó ser una vieja amiga de la que no sabía nada desde hace un par de años, pero no fue un mensaje para preguntarme cómo estaba o cómo me iba, ni siquiera para saludarme. Simplemente me decía bastante entusiasmada (o eso deduje por los numerosos signos de exclamación), que el viernes daban gratis una de nuestras películas favoritas con un periódico, recalcando una vez más lo de "GRATIS!!!", y que se había acordado de mí en ese preciso instante debido a esto. La verdad es que recuerdo que ambos fuimos muy pesados con esta película, y que yo iba todo el día silbando por la calle un tema de la misma interpretado por David Bowie, 'Space Oddity' creo que era. De hecho, ella se aprendió la canción gracias a mí. Desconcertado en mitad de la noche, no pude más que sonreír.



Por si no sabéis de qué película se trata, os diré que el periódico que la regala es el 'Público' y que su título es 'C.R.A.Z.Y'. De producción canadiense y dirigida por Jean-Marc Vallée, narra casi de forma autobiográfica la vida de su guionista, Françoise Boulay, entre los años 60 y 80. El protagonista, Zachary Beaulieu, interpretado por Marc-André Grondin, nace el día de Navidad en el seno de una familia católica, pero sus inclinaciones sexuales son diferentes a las del resto y su padre no lo acepta, así que para satisfacerle y no perder su afecto, intenta fijarse en las chicas y ser más hombre. El guión tardó cinco años en escribirse, y la película tardó otros cinco años en tener financiación. En total diez años hasta salir a la luz, en parte por la persistencia de Vallée para reunir el dinero que necesitaba para pagar los derechos de las canciones que se incluyen. La banda sonora de su vida decía, y desde luego, una de las mejores BSO que yo recuerdo (Pink Floyd, Bowie, The Rolling Stones, Patsy Cline, The Cure, Jefferson Airplane, Charles Aznavour).



A la mañana siguiente miro cuáles son los nuevos títulos que regalan con esta colección, y veo que entre ellos hay al menos otras tres películas que adoro. Una es 'Buffalo '66' de Vincent Gallo con Christina Ricci y Anjelica Huston, la segunda es 'Factotum', con Marisa Tomei y Matt Dylon haciendo una interpretación magistral de Henry Chinaski, el álter ego de Bukowski, un papel que ya hizo Mickey Rourke en 'El borracho', y la tercera es 'Flores Rotas' de Jim Jarmusch.

1 comentario:

Rosalía dijo...

Me ha encantado "CRAZY"!!!