jueves, 22 de mayo de 2008

Llegó la hora de Indy

Llevo esperando este día muchos años. Demasiados. Casi toda mi vida, y hoy, por fin ha llegado el 22 de Mayo de 2008. Indy ha vuelto. Sé que a mucha gente le hace gran ilusión Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull, pero para mí y para mis compañeros de espera durante tanto tiempo, es algo más que ilusión, directamente pierdo la cabeza, durante las últimas semanas he estado obnubilado ante tanta presión y nervios, intentando evitar spoilers (fallidamente, sé cosas que muchos no saben desde hace semanas... Demasiadas cosas. Prácticamente lo sé todo antes de haberla visto), compartiendo conocimientos, obsesión y divagación con tanta gente, siendo los primeros en enterarnos de todo lo que ha ido surgiendo durante los últimos años, los primeros en cubrir todas las noticias desde el Comic-Con de San Diego hasta el reciente preestreno en Cannes, donde a pesar de tantos momentos de impasse, conseguimos aguantar la calma durante varias horas recordando que Ellos hacen la película para nosotros y no para los críticos (aunque ayer algunos miembros de nuestra comunidad, gente muy experta en la materia, los más expertos de España diría yo, y de los más expertos a nivel mundial, tuvieron la suerte de asistir a un pase previo por la mañana en Kinépolis y no salieron demasiado contentos. Yo espero cambiar ese mal rollo y esos comentarios de escenas poco favorables que me han transmitido en pocas horas) pero basta de esperas, porque hoy por fin ha llegado ese día.
La Raiders March no deja de sonar en mi cabeza. Esta noche casi no duermo, tampoco pude dormir bien la anterior, ni la otra, ni la otra... pero no importa, porque hoy por fin ha llegado ese día. Y entraré en el cine, me sentaré en mi butaca, y se apagarán las luces, y el logo de la Paramount se fundirá en un peñasco real que me producirá una enorme nostalgia, y luego aparecerá: "A Steven Spielberg Film", y entonces, en ese preciso momento, será cuando pueda expulsar toda la adrenalina que me recorre el cuerpo, y puede, que por primera vez en un cine, llore de ilusión.

2 comentarios:

Scry dijo...

¿Y bien?
¿¿NOCHES DE INSOMNIO??
me preocupas.

Víctor M. dijo...

Sí, mucha gente me pregunta por qué llevo gafas de sol cuando ya no hay sol. No saben que es para tapar las ojeras.
En breve daré mi opinión (no me gusta decir crítica) sobre la película, pero de momento diré que... bueno, me ha desilusionado un poquito, pero eso seguro que es por ser demasiado fan y esperar una obra maestra.