sábado, 19 de abril de 2008

Recetas Cinéfilas: White Russian

Hoy os voy a enseñar a preparar un cocktail muy cinematográfico, el Ruso Blanco. Para esos momentos en los que necesitas calma y tranquilidad.

Es la bebida que El Nota (Jeff Bridges), el protagonista de El gran Lebowski bebe durante la mayor parte de la película, exceptuando un par de ocasiones en las que bebe cerveza Budweiser y soda.

El Ruso Blanco también puede ser llamado Caucásico o Caucasiano, aunque si lo pides así en algún lugar lo más probable es que el barman te mire perplejo intentando adivinar si estás de coña.

En fin, procedamos al método de preparación:

En primer lugar coge un vaso (obvio), a ser posible no muy grande, aunque si luego coges uno de tubo será sólo bajo tu propia responsabilidad. Importante el tema de que el vaso contenga hielos.

Hazte con una botella de buen vodka, licor de café (los expertos recomiendan Kahlúa) y crema de nata, aunque como no todos somos tan exquisitos con lo de la nata (está carísima), podemos usar leche, que todos la tenemos en casa y sirve igual.

En primer lugar vierte el vodka y el licor de café al mismo tiempo, o primero uno y luego otro, como a ti más te guste, pero siempre debe quedar más vodka que licor de café. Después rellena lo que queda de vaso con la leche o la nata. Respecto a las cantidades de cada producto, pues como tú lo veas, intenta templarlo todo, ya sabes, que te quede nivelado. Hay gente que para adornar pone nuez moscada, pero eso es una mariconada. Por último, coge una pajita, remueve despacio y ya está, ya puedes disfrutar de tu Ruso Blanco. Si no te ha quedado como el de la foto no te preocupes, la práctica hace al maestro, ya le irás cogiendo el tranquillo.

Ahora, como no podía ser de otra manera, hay que poner una escena de la película donde EL ACTOR con mayúsculas, Jeff Bridges, salga con el cóctel. Aquí va, no quitéis ojo al comienzo, cuando lleva la bebida en la mano y dice: "Hey, careful man there's a beverage here". Me parto. Del resto de la escena podéis intentar descifrar de qué cojones está hablando El Nota, fijaos en la cara de desconcierto de Philip Seymour Hoffman:

7 comentarios:

Flores Online dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Flores Online, I hope you enjoy. The address is http://flores-on-line.blogspot.com. A hug.

Sun-T dijo...

Magnifica receta, te lo dice alguien que se pago parte de sus estudios de filosofia sirviendo copas. Yo cuando vi la pelicula enseguida me puse a buscar la receta(ojo con nata queda mejor que con leche!) Lo unico que estrope esta entrada es ese primer comentario haciendo publicidad de un blog en portuges sobre servicios de floristeria on line. Aunque bien pensado El Notas daria su visto bueno

Scry dijo...

A mí si me hubieran empujado dentro del coche así habría manchado todo seguro.
No me gusta ni el vodka ni el café... vaya por dios!! pero seguro q tiene un sabor suave y delicioso...
un besote!!!

Víctor M. dijo...

Sun-T: Antes de moderar el comentario de las flores lo pensé. Desde luego que su notísima hubiera dado el visto bueno.
No, seamos sinceros, no sé para qué cojones tengo puesta la moderación de comentarios porque los publico todos antes de leerlos, lo cual es una estupidez por mi parte, ya que ni hay moderación ni leches. Y aunque lo cierto es que lo podía haber eliminado, me ha parecido gracioso y lo he dejado.

Un saludo.

Víctor M. dijo...

Scry: Todos hubiéramos tirado la bebida si nos hubieran empujado así dentro del coche, pero es que Jeff Bridges, quiero decir, El Nota, es un héroe. Al menos así es como nos lo presentan : "A veces hay un héroe que es la persona de ese momento y ese lugar"
No te gusta ni el vodka, ni el café... Ni mi música. Genial. Jajaja. Un besazo.

Scry dijo...

Me gusta tu blog!!! Todo no es malo... y me gustaba tu pelo largo ahora ya...
¿habrá foto?
jajaja

Víctor M. dijo...

A lo mejor cuando publique el próximo post dentro de un par de días cuando tenga tiempo pongo una foto en lugar del muñeco ése que no hace más que meterse hostias contra el teclado del ordenador, a pesar de que me identifico bastante con él. Más que nada por cambiar algo, aunque soy un total defensor de que la identidad de un escritor no debe ser revelada. Sólo debemos ser leídos. O no, yo que sé, al fin y al cabo yo no dije esa frase.
Lo malo es que probablemente tenga que aguantar las críticas de algunos llamándome narcisista, aunque pensándolo bien, ya estoy acostumbrado.