lunes, 3 de marzo de 2008

Corre, Víctor, Corre

Un año más, me ha tocado correr. Y aunque estoy tan en buena forma como la bella Franka Potente en 'Lola Rennt', más conocida por todos como 'Run, Lola, Run' o 'Corre, Lola, Corre' me cuesta llegar a tiempo a los sitios, y más en una ciudad como Madrid: El horror... El horror...

Hoy finalizaba el plazo para entregar proyecto al ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales), y yo, que voy siempre al límite, pues como no podía ser de otra manera, lo he ido a entregar en este día tan caluroso en el que nos encontramos, el último día posible. Bueno, he corrido, sí, pero no tanto como el año pasado, que también lo entregué el último día. El año pasado lo entregué a falta de 1 hora y 47 minutos de que expirara el plazo, me acuerdo perfectamente. Este año he sido más previsivo y lo he entregado a falta de 2 horas y media más o menos, no está mal. Mi objetivo para futuros años es entregarlo a falta de 3 horas o más de que finalice el plazo. Puedo conseguirlo.

De todas formas no voy a exagerar más de lo que debo, porque aunque he sido influido en muchos sentidos por la sociedad madrileña, todavía no llego a exagerar tanto como ellos. El pasado año fue mucho, muchísimo más jodido que éste. Hoy no he tenido ningún contratiempo importante porque tenía toda la documentación preparada de antemano (como debe ser), sólo recuerdo un instante de prisas por la Gran Vía (por haberme despertado tarde) en el que ni me he podido parar a comprar la Cinemanía en ninguno de los kioskos, sólo he visto de refilón que en la portada salía Shia LaBeouf y me ha parecido ver que venía alguna especie de regalo o algo, no lo sé. Ah, por cierto, hablando de la Gran Vía, el sábado pasado iba yo caminando tan tranquilamente por allí a la altura del café Nebraska que está junto al edificio de Grupo Prisa, cuando se me cruzó delante de mis narices el notas éste de Fama, el programa de Cuatro, el tal Rafa, uno de los profesores, que iba hablando con un amigo. En fin, no voy poniendo a todos los famosillos con los que me encuentro por la calle, porque si no... Pero como está tan de moda ahora el tema éste...

Justo después de entregarlo todo en el Ministerio de Cultura, fue cuando me acordé de esa misma mañana hace un año. A primera hora tuve que resolver algunos asuntos burocráticos, después cogí el metro y a toda hostia tras algún que otro transbordo llegué hasta la Ciudad Universitaria, en concreto a la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense, donde mi buen amigo, el periodista Alfredo Domínguez me esperaba para facilitarme unas cuantas fotocopias que más tarde debía encuardernar en el WorkCenter de Sevilla (no la ciudad, la zona de la estación de metro, claro), que está a otro largo viaje de la Ciudad Universitaria, para después correr, literalmente, hasta casi Cibeles y entregarlo todo en dicho Ministerio. Toda una mañana y más, porque más tarde tenía que enviar el primer borrador de un guión cinematográfico a alguien. Hoy me esperaba algo parecido, pero los Dioses han estado de mi parte por una vez (ya lo podrían estar en otras los hijos de puta) y me han ayudado.

Mañana vuelvo a la ciudad aquella que no debe ser nombrada, Plas... Plasen... Bueno, ésa que es para echarse a llorar, pero el trabajo me reclama y debo rodar un corto (¡Nooooooooooo!), eso sí, esta vez no me voy a andar con zarandajas y voy a hacer lo que me salga de los huevos, así lo digo. O se hace lo que yo diga o no se hace.

Y ahora que ha salido el tema de mi amigo Alfredo, que pronto será reconocido en algún medio de tirada nacional como mínimo porque es uno de los mejores periodistas a los que he leído (aunque toquemos palos distintos, tú la realidad y yo la ficción, he de decir que la ficción es irrealizable sin la inspiración de la realidad), y que sé que lee este blog, ¿ibas a venir el día 8 por aquí, no? Bien, pues ya te doy yo un toque y nos vemos (y me traes el artículo del País). Lo mismo a los demás, si venís, avisad, que sé que vais a venir a votar. Luis, no votes en blanco que estos cabrones nos la lían...

Pues lo dicho, ya nos vemos por allí...

5 comentarios:

Fernan dijo...

ke tal vito? la verda es que me leo casi todo lo que escribes paki, pero no te comento casi nunca (no es nada personal, ya sabes ke lo de mi vagueria es casi patologico..), asi ke esta vez he decidio hacerlo. Yo no bajare a plas hasta semana santa, he votao por correo (a la falange española de las jons, como tu bien sabes jajaja).
Weno tio, pues na, que intentare comentarte mas a menudo. Ya nos veremos en vacaciones. Y mas te vale estar rapao ya! jaja. Por cierto, yo tb estoy pensando en cortarme el pelo, aunke al final nunca lo hago..
Me ha salido el comentario mas largo de lo ke me esperaba.. Sera ke ultimamente tengo ganas de escribir.. Igual me hago un blog o un fotolog un dia de estos, aunke ocultando mi identidad, ke me da verwenza jajajaja

weno, un besito

Víctor.M dijo...

Gracias por tus siempre edificantes y virtuosos comentarios, Fernan. Hay otros que leen el blog y que no comentan casi nunca (no me quiero referir a nadie en concreto), pero tú hoy lo has hecho y se agradece.
Y que conste que no quiero coaccionar a nadie.
Yo ya no me hago a vernos con el pelo corto. Es algo como de una época pasada.
Venga, ya nos veremos por Plas.

Scry dijo...

Yo lo hago tan, tan, tan a última hora, que no lo hago. Y si lo hago, es porque lo tengo escrito de antemano. Yo es que con presión se me bloquea la mente, a ver cómo arreglo éso. (Aparte de con mucho cuidado).
¿con que rafa el de fama, eh? ¡venga sí, cuéntame/nos qué famosos te encuentras por los Madriles!
muaks

Víctor.M dijo...

Pues los putos productores lo único que hacen en esta vida es meterte presión. Y para contentarles, a veces hay que mentirles y decirles que todo va de maravilla cuando a lo mejor ni has empezado a escribir.

Venga, va, me apunto lo de los famosos y ya haré una entrada sobre ello. De todas formas te advierto que Madrid tampoco es Hollywood ¿eh?

Alfredo Domínguez dijo...

¡Que gran honor ser nombrado en este santo espacio! No, si al final voy a ser alguien importante y todo, jajaja. Ya tienes la crónica de El País sobre los Oscars guardada (y también la de ABC, que yo también leo cosas de todos los colores). Ah, por cierto, yo también he tenido un encuentro con un famoso televisivo esta semana, pero la mía no ha sido tan fortuita como la tuya. Para más información, te remito a mi blog en próximas fechas (que bien me vendo, eh?)
PD: ya que tú me has nombrado por aquí yo te he puesto en el puesto de privilegio de mis páginas favoritas en mi blog. Como diría un amigo mío y tocayo tuyo: entre bomberos no hay que pisarse la manguera sino agarrar también la del compañero (todavía no he entendido con que oscuro interés me lo dijo).