martes, 11 de diciembre de 2007

Madrid en puente=Sardinas enlatadas

No sé por qué razón me dio a mí por meterme en pleno centro madrileño el sábado del puente de la Constitución. Bueno, supongo que tenía que comprar unas cosillas en la Fnac, pero ahora que lo pienso... Me podía haber esperado a otro día que no fuera puente para hacerlo, y no lo digo sólo por la Fnac, allí es casi imposible no encontrar gente, eso ya se sabe(aunque yo prometo que un día la vi casi desierta, cosa que no volverá a ocurrir, fue un acontecimiento histórico sin precedentes). Pero en fin, que ya que estaba por Sol pues me decidí a dar una vueltecilla por allí(grave error). De hecho, no sé por qué no me di cuenta antes si era totalmente lógico que acabaría sumergido y atrapado entre la gran marabunta de gente. Mucha gente, miles y miles hasta donde la vista no logra alcanzar, y ni siquiera un metro cuadrado de espacio para cada uno, no exagero nada, aunque en Madrid se tiende mucho a exagerar. Primero, ya que estaba en Preciados, pues me digo: "Coño, ya que estoy, pues me voy a ver la mariconada que hay este año en la fachada del Corte Inglés". Sí, sí, lo de Cortylandia. Bien, pues después de unos minutos cruzando y empujando a gente, llego para contemplar que año tras año el invento va perdiendo imaginación, en la escena de este año había una especie de pueblo de las montañas totalmente nevado y con muñecos de nieve y gentes por la calle. Bonito, sí, y muy costoso de montar, pero yo recuerdo mejores escenas años atrás.

Y ahora llega mi más completo error, no sé si la marabunta me empujaba hacia allí o no, pero me sentía como presionado de ir a la plaza. Creo que tardé entre 30 y 50 minutos en llegar desde Sol, cosa que un día normal y corriente pues tardas... ¿5 minutos? Más o menos. ¿Y qué hay en la plaza? Pues lo de todos los años, qué va a haber, pues los puestos con las bromitas de turno, las pelucas, y todas esas gilipolleces que se compra la gente para hacer el notas(recordad las palabras de Tyler Durden: "Compramos mierda que no necesitamos" Eh, que yo compré libros, además, las cosas que se venden en la Fnac son totalmente necesarias.). Este año lo que más se llevó fueron los gorros de reno, las pestañas postizas de 10 centímetros y las pelucas de maruja, ridículo, no sé cómo la gente puede ver graciosos estos chismes, porque sinceramente, no tienen ni puta gracia(perdón si alguien se siente aludido, pero es la verdad).

Aparte de toda esta mierda, también estaban los míticos vendedores de lotería de Navidad, la orquesta que anima las calles, el mimo pistolero(odio a los putos mimos)... Y por fin salí de allí, me metí en la Gran Vía, donde la calle estaba más o menos como siempre(como siempre es con mucha gente también, pero menos que antes), y os juro que si no hubiera ido tan apurado de tiempo me hubiera metido a ver el musical de Jesucristo Superstar.
¿Quieres un consejo? No te metas en el centro de Madrid ni en días de puente ni el día de la Almudena. Aunque si vas de turista y te hace ilusión... Tú verás lo que haces.

Víctor M.

2 comentarios:

gato montés dijo...

Jesucristo superstar????? pero como puedes ser tan hortera copoooooon!!!!! te creía con algo mas de clase, te estás alejando de Danny Ocean y acercándote peligrosamente a Camilo sesto, desde luego va a haber que hacerte una terapia de choque

Víctor.M dijo...

Tienes razón, me estoy alejando de Danny Ocean. Pero no te preocupes, pronto volveré a las andadas. La americana volverá a lucir inminentemente. Es que estoy un poco "dejao" con la sociedad ultimamente. Estoy demasiado metido en mi trabajo.