lunes, 19 de noviembre de 2007

Día 10 (o casi)

Ya sé que hoy estamos a 19, no digo lo de día 10 porque estemos a 10, lo digo porque esa es la nota que le doy a este invernal Lunes.
¿Por qué? Porque es el tercer lunes consecutivo que voy a cobrar 10 aciertos en la quiniela, pero obviamente eso no es todo.
Estaba yo en la biblioteca terminando el guión técnico para rodarlo a finales de este mes o a principios del que viene. Bien, pues lo termino y recojo, y al salir de allí he visto y he sentido que el frío ha llegado, unos penetrantes 3,5 grados acompañados de un viento bastante considerable me han alegrado el día. No puedo evitar reírme al ver las caras de frío de la gente. Es una pena que no sepan soportarlo, porque es una de las cosas más bonitas que existe, el frío. Y para acompañarlo he tenido una imagen de éstas que luego incluyes en los guiones, una imagen que se te queda grabada en el cerebro para siempre, por muy banal que le pueda parecer al resto de la gente. Os la describo:

EXT. PLAZA - ATARDECER
Una extensa plaza semidesierta aparece ante nuestros ojos. Un reloj en lo alto de una torreta marca las 6:00 de la tarde. El cielo está azul oscuro, casi negro, muy nublado. Las hojas amarillas caen de los árboles debido al fuerte viento que las azota. El mismo viento arrastra unas cuantas gotas de agua consigo. Un chico joven de unos 20 años atraviesa la plaza, su largo pelo negro se descoloca con el viento, llegamos a verle unas ligeras ojeras que convierten su mirada en una mirada triste, a pesar de eso, su boca dibuja una sonrisa casi imposible de apreciar. El joven se detiene en medio de la plaza y contempla el cielo. Al momento reanuda su marcha.

Pues sí. Este momento era para fotografiarlo. Ya sabéis, es una de esas veces que pareces estar inmerso dentro de una película. Si Dink no me hubiera fallado ayer en la quinta carrera del hipódromo de La Zarzuela... Hubiera sido un día de matrícula.
Pero por desgracia también hay una cosa mala, y es que hoy el ingenio está a oscuras y barriendo la oscuridad como una escoba me voy a donde han ido las moscas en invierno, intentad atraparme.

Vïctor M.

2 comentarios:

Scry dijo...

¿Y ese chico que corria de pelo largo eras tu, o era lo que tu veias?
un besote!!

pd. no es que sea tonta, pero sigo sin tildes... ¬¬ estas teconologias....

Víctor.M dijo...

Pues si no era yo, desde luego se parecía mucho a mí. De todos modos supongo que también era lo que veía. No sé por qué extraña razón a veces me veo como si un tercero me observara... Supongo que es parte de mi delirio. Lo cierto es que a veces me siento como Jim Carrey en "El show de Truman".

Un abrazo.

PD: Cosa rara eso de las tildes. Si fuera mi ordenador ya le habría metido un par de leches.