viernes, 5 de diciembre de 2008

¡El cine indie está vivo!

Tras confirmarse esta misma semana que el documental del colega y currante Tom DiCillo sobre The Doors, el mismo que hace muy pocos días ha finalizado de montar, llamado "When You're Strange", estará compitiendo en el próximo Festival de Sundance, ahora parece que el cine indie de verdad, el que está hecho con cuatro duros y rodado sin permisos, vuelve a resucitar, y no solamente por este hecho. Las buenas noticias para el cine auténtico no se quedan ahí, y desde hoy ya se puede ver sólo en los mejores cines 'Buscando un beso a medianoche', que viene a confirmar mis mejores presentimientos. Una semana redonda ésta, vaya.



No os podéis imaginar la tremenda alegría que me he llevado con esta película. No es una de Jim Jarmusch, no es una de Kevin Smith, no es de Richard Linklater, no es de DiCillo, no es una de Cassavettes, pero lo parece, sin embargo, ésta es de un nuevo valor en alza que les rogaría apuntaran en un papel y tuvieran muy en cuenta: Alex Holdridge, hasta el día de hoy un absoluto desconocido de Austin, Texas.



In search of a midnight kiss se desarrolla en la ciudad de Los Ángeles, donde viven 12 millones de personas. Faltan 14 horas para el Año Nuevo, y Wilson, un guionista al que le va de mal en peor, consigue una cita por internet. Si quieren saber el resto, por favor, vayan a un cine bueno de confianza donde la proyecten y vean esta joya única. Esto es cine puro y duro del de verdad. Holdridge se financió su propia película con su dinero y el de sus amigos, que son los propios actores. Hay muchos exteriores de la ciudad angelina, y para ninguno de ellos se pidió permiso de rodaje porque no había dinero. Ahora dice que quiere hacer una película de bajo presupuesto en Francia. Por favor, que alguien le pague el billete de avión si hace falta, o qué coño, se lo pago yo.

3 comentarios:

Sun-T dijo...

Otra que me apunto!! Ultimamente sus recomendaciones, pueden gustarme o no, pero siempre resultan interesantes y dan para bastantes conversaciones con mis coetaneos. Lastima que de los dos cines que ponen V.O. en la isla uno de ellos (y el de mas solera) cierre sus puertas en breve. Maldita crisis!!

ROSALÍA dijo...

Tomo nota. Aunque aquí no está todavía ...

Víctor M. dijo...

Ciertamente, la distribución de la cinta por los cines ha sido bastante paupérrima, y como siempre, se ha dado más prioridad a otros productos más comerciales, pero esto es algo con lo que este tipo de cine que tanto admiro ha tenido que lidiar a lo largo de toda su historia. Después de dejarte la piel haciendo realidad el sueño de rodar una película y montarla con unos medios casi ridículos (menos de 500.000€ en este caso), te tienes que adentrar en un mundo mucho más tenebroso y esencial como el de la distribución cinematográfica.

Es una lástima que esta gran obra no haya llegado a más destinos, esperemos a ver. En Madrid tan sólo se ha estrenado en un par de cines, y estamos hablando de la capital del país. Creo que no hay mucho más que añadir, simplemente que este tipo de cine no debería caer en el olvido. A pesar de todo, de momento la película únicamente se ha distribuido en cuatro países en todo el mundo. El nuestro es uno de ellos, y al menos esto es algo que me alegra un poquito.