viernes, 4 de julio de 2008

Burn After Reading y los consejos de los Coen

"Existen autores como Scorsese que parecen haber crecido con una idea casi religiosa del cine. Desde luego, ése no es nuestro caso."

Los Coen ya están de nuevo a la carga, y en el próximo Festival de cine de Venecia, abrirán el día 27 de Agosto el certamen con su nueva película 'Burn After Reading', una comedia negra al más puro estilo de los hermanos Coen que cuenta con uno de sus muchos actores amiguetes como George Clooney, al que acompañan Brad Pitt, John Malkovich, Tilda Swinton (que ha dicho que la película es una auténtica gamberrada, a ver si es verdad), y mi queridísima (mujer de Joel Coen) Frances McDormand. La película trata sobre un chico que trabaja en un gimnasio, Chad (Brad Pitt), que encuentra un Cd con las memorias de un agente de la CIA y decide chantajearle por una suma de dinero. A mí no me pinta nada mal, aunque espero con más ansias otras tres películas suyas todavía en fase de pre-producción: Suburbicon, The serious man y Hail Caesar.
Aquí está el trailer de Burn After Reading, ah, y por supuesto, Roderick Jaynes se vuelve a encargar de la edición:


Y ahora, los consejos de los Coen para abrirse camino en el mundo del cine:

1. Persigue tu pasión, no una carrera cinematográfica.
"Nosotros empezamos por el principio y no dejamos de trabajar hasta el final del guión. Escena por escena. Por momentos comprendes que te has metido en un callejón sin salida y no te queda otra opción que retractarte. Pero a veces ese callejón sin salida te fuerza a reflexionar para salir de ese callejón en el que te has metido."

2. Los escritores deben ser muy cabezones.
Cabezones con su historia, y posteriormente cabezones de cara a las posibles financiaciones. Se trata de insistir una y otra vez, desgastarse en llamadas y en pedir esos dichosos 10 minutos que le otorguen a uno para escuchar su pitch sin dejar nunca de creer en el proyecto.
"Con Blood Simple tuvimos que luchar lo indecible para que alguna productora nos hiciera caso. Después de filmarse la película las críticas no hicieron más que hablar de ella, y en Hollywood se preguntaron por qué nosotros no habíamos hecho más dinero o por qué no recaudaba más el film."

3. Hacer peliculas tiene más que ver con conseguir financiación que con hacer dinero.
Los Coen cobraron 15 dólares al día durante el rodaje de Blood Simple y decidieron pagarse 200 dólares por semana mientras editaban la película.

4. Hacer una película es un trabajo duro y la finalidad es acabarla, no que sea perfecta.
"Nunca tuvimos esa actitud obsesiva con los posibles fallos que íbamos descubriéndole a las películas. Lo importante era hacerlas."

5. Prepárate para ser muy pobre.
"Llegamos a Los Angeles con una película acabada y ningún estudio se dignaba a verla. Orion, por ejemplo, sólo quería pagarnos 250,000 dólares por el film, lo que para nosotros significaba una pérdida enorme. Finalmente lo que nos salvó el pellejo fueron los Festivales. Si Blood Simple fue un éxito fue por la prensa y los comentarios de la audiencia, nunca por el dinero que engendró el proyecto."

6. En Hollywood nadie sabe nada. Gánate a los críticos y participa en festivales si tienes la esperanza de recuperar tu dinero.
Los Coen se embarcaron en una aventura de la que salieron ganando por tener talento, pero el talento nunca es suficiente: el trabajo duro y el sentido de la publicidad con respecto a sus guiones son lo que los ha llevado lejos.
Hoy en día son miles las películas que siguen la ruta de los Festivales, incluso en Hollywood; el cine independiente se abre paso. Si no lo tienen claro, échenle un vistazo a Youtube.

Fuentes: http://lawrenceyong.wordpress.com/2008/05/12/6-filmmaking-lessons-from-coen-brothers/ y http://www.canaltcm.com/escritopor/posts

3 comentarios:

Scry dijo...

¿Con que festivales, eh?
Habrá que hacerles caso, tendrán más idea ellos que nosotros, simples mortales.
Cuando fui a Londres me acordé de ti que había un pack de 3 o 4 películas de los Cohen por 20 o 25 libras. No, no recuerdo las pelis que ofrecían pero me acordé de ti, que es lo que cuenta.
Un besote!!

Víctor M. dijo...

Perdona la tardanza en moderar el comentario, es que yo me he tirado unos cuantos días sabáticos también, aunque no en Londres.
Vaya, este comentario tuyo es casi como un souvenir o algo así, como ésos en los que pone impreso en una taza o en cualquier cosa: "Estuve en tal sitio y me acordé de ti". Jajajja.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

excellent points and the details are more precise than elsewhere, thanks.

- Norman