lunes, 24 de agosto de 2009

Resumen de Agosto

En el mes de Agosto toca beber siempre sí o sí. Entre fiestas locales y fiestas de alrededores, el consumo no moderado de alcohol se dispara. Algunos lo encajan mejor que otros, aunque depende mucho de las cantidades que cada cual tome. Yo por ejemplo he ido a media botella de ginebra por fin de semana, copas por doquier y diversos cachis de cerveza. Todo a casi 40 Cº de temperatura, pero aquí sigo, con menos dinero en el bolsillo y el hígado un poco más machacado.

A principios de mes asistí a un concierto de mi paisano Huecco. el que me conozca ni se lo cree, y aunque me gustaría decir que me pagaron por ello o que me engañaron para ir, no fue así, pero en fin, una vez allí y tras escuchar algunos chistes muy pero que muy malos sobre el nombre del artista, debo confesar que la cosa no estuvo tan mal, y el tío hasta nos arrancó algún baile.

El día siguiente fue un completo desfase, no recuerdo exactamente cuántos litros de cerveza bebí, pero como casi siempre por estas fechas, todo resultó muy caótico y difícil de relatar.

Por supuesto, he ido al cine, aunque en verano la programación suele estar floja. Yo intenté seleccionar lo mejor de la cartelera: 'Up' y 'Enemigos Públicos'. La primera me pareció excelente, toda una oda a la vida, a los sueños que siempre quieres cumplir, una historia que no entiende de edades y que te llega a conmover. He disfrutado mucho con la animación en mi vida y lo voy a seguir haciendo, sin embargo, a pesar de que sé reconocer lo bueno cuando lo hay, tengo que confesar que sigo prefiriendo el cine con actores.

Sobre 'Enemigos Públicos', creo que es una muy buena película que hace honor a la carrera de su director. Es una historia bien escrita y bien contada, con el pulso de las grandes obras, aunque en ocasiones Michael Mann se pueda exceder con los primerísimos primeros planos y mucha gente pueda salir un poco mareada del cine. Ése no fue mi caso. No soy un detractor de las nuevas tecnologías y por lo tanto no es que no me guste que se ruede en digital, algo que facilita enormemente las cosas, que te permite utilizar un mayor número de cámaras al mismo tiempo y que puede ser muy útil si se sabe usar bien, pero qué queréis que os diga, a pesar de la buena estética que pueda tener para algunos, me sigo quedando con el celuloide.

Como curiosidad y crítica os contaré que 'Up' la vi en 3D y fue algo que me molestó bastante. En el cine que frecuento me cobraron un euro más del ya caro precio habitual por el simple hecho de que la película estuviera en 3D, que es como si te cobraran un euro de más por ver una comedia o un thriller, vamos, un negocio en toda regla. Además, si querías ver la película en 3D de verdad, tenías que pagar otro euro para poder conseguir las dichosas gafas. En total, dos euros de más del precio normal, y la verdad es que a mí me importaba un bledo verla en 3D, soy y seré siempre un escéptico de este invento. Para mi disfrute no aporta nada. Todavía no he tenido tiempo de documentarme y ver si en el resto de cines hacen lo mismo, pero la tendencia que veo en esta industria es la contraria a la del resto. Cuando los demás comienzan a bajar los precios debido a la grave situación económica, los cines siguen con su política de subirlos sin que nadie diga nada, y luego nos quejamos de los bajos ingresos en taquilla y de la falta de espectadores.

Aparte de este único punto negativo, también estuve en un monólogo del único y genuino Luis Piedrahita, hombre polifacético donde los haya, humorista, mago, guionista, director de cine... Una auténtica maravilla el poder disfrutar de este crack en directo, y además, con vistas de lujo. Mucho mejor que verle sentado en el sofá de tu casa. Recuerdo que ese día me acabó doliendo la cara de tanto reír, a pesar de que por la mañana mi humor no era del todo bueno, ya que desde los estudios de la Cadena SER, un amigo me despertaba a unas horas inhumanas para que le hiciera una pregunta sobre cine al mismísimo Piedrahita, a quien minutos más tarde se disponía a entrevistar en el programa Hoy por Hoy. Una buena entrevista por cierto (iba a decir merecedora de un Premio Ondas, pero tampoco es para tanto), con la que entretuvo a todos los oyentes, así que mis felicitaciones.

Y hace poquitos días volvía a reencontrarme con mis raíces musicales asistiendo a otro concierto ya más de mis características. Estuve disfrutando con el maravilloso directo de La Habitación Roja en primera fila, saltando y brincando bien alto. La nota negativa aquí la daban únicamente algunos sosos y gañanes que decidieron sentarse en el suelo como domingueros que van al campo de merendola. Yo en su lugar habría ido a un concierto más de su estilo, tipo El Barrio, como bien decía un compañero, con todos mis respetos.

Tras el gran concierto charlamos brevemente con los integrantes del grupo Jorge Martí (voz guitarra) y Pau Roca (guitarra). Tras hacernos unas fotos con ellos, Jorge le birla un cigarrillo a mi amigo mientras les decimos que les estábamos pidiendo efusivamente que tocaran 'Te quiero'. Como no lo hicieron, pues la pongo yo.

1 comentario:

Rosalía dijo...

ay! cuánta razón, Víctor!!! yo llevo un mes de cervezas y ron ... que pa' mí se queda ... :P